La Diputación de Cádiz ha presentado hace unos días la VIII Feria del Espárrago de Alcalá del Valle, recuperada tras dos años ausente por la pandemia, y uno de los primeros eventos gastronómicos que confirma su vuelta, para los días 1, 2 y 3 abril.

La nueva Feria muestra el papel relevante del espárrago en la localidad. El alcalde, Rafael Aguilera, ha calificado el evento como una “feria diversa que va más allá de lo gastronómico”, destacando la agenda de actividades complementarias. El espárrago es versátil por su capacidad de ser presentado y consumido en muy diferentes recetas, lo que se podrá comprobar en las diferentes catas que propone la feria con maridajes de vinos y cervezas.

La feria también servirá para poner de relevancia las particularidades del espárrago de Alcalá del Valle en comparación con los producidos en otras zonas, al tratarse de uno de los pocos casos en que se cultiva en secano, lo que le otorga unos parámetros de calidad y de sabor diferenciales. A ello hay que sumar que, beneficiados por las condiciones del clima local, pueden salir al mercado antes que otros competidores europeos.

El alcalde explicó que fue en los años 90 cuando se introdujo este monocultivo y que desde entonces se ha convertido en una seña de identidad del pueblo. Actualmente hay 600 hectáreas de terreno en el municipio dedicados al espárrago, que se vende en otras zonas de España y en países como Alemania,  Inglaterra, Francia e Italia.

La producción anual se cifra en torno al millón de kilos, con más de 5 millones de plantas. El alcalde también ha incidido en la trascendencia que tiene a nivel social este producto para la creación de riqueza. El régimen de cooperativa en que se explota el espárrago ofrece empleo y un gran número de jornales en la localidad, que tradicionalmente cuenta con un alto número de temporeros. Además permite fijar la población al territorio y reducir el número de emigrantes que tienen que dejar Alcalá con destino sobre todo a Francia, durante varios meses del año.

Dentro de los grandes eventos promocionales de tipo gastronómicos, se ha recordado también la iniciativa “Cádiz Bienmesabe”, la primera feria agroalimentaria de la provincia de Cádiz, que tendrá lugar en IFECA y en la que tendrá cabida toda la riqueza de productos gaditanos, con un enfoque provincial global.