Es una pregunta dura, cruel, comprometida. Porque a los que responden afirmativamente lo hacen con pesadumbre. Y es que casi todo el mundo tiene claro que tirar comida en buen estado no es ético. Pero habrá que ver el porqué del desperdicio en cada hogar. De eso va el reportaje de la revista de la OCU del pasado octubre. Intentaré resumirlo.

Partimos de que prevenir el desperdicio alimentario es uno de los objetivos de desarrollo sostenible que lanzó Naciones Unidas en 2015, con el propósito de reducir el desperdicio a la mitad para 2030.

Los alimentos se pierden a lo largo de toda la cadena de suministro, subraya OCU, desde la producción en el campo, ganado o pesca, pasando por la manipulación y transformación en la industria, y acabando en el consumo del hogar o en la hostelería. Por ello, para evitar o minimizar el despilfarro  hay que actuar en todas las etapas.

Pero aquí nos centramos en el despilfarro de alimentos en los hogares, debido a hábitos inadecuados. Para ello, OCU ha realizado una encuesta entre más de 1000 consumidores españoles. Y éstas son sus conclusiones:

Planificarse ayuda a no adquirir más alimentos de la cuenta. Y esto es algo a lo que nos deberíamos de acostumbrar. Entre otras cosas, antes de comprar hay que revisar la nevera para ver las existencias. Y poner a la vista los antiguos antes de introducir los de la compra reciente.  Los datos de la encuesta hablan de un 36% de la población que planifica su compra, y de un 30% que compra de modo impulsivo sin previsión alguna. Y también aparece un 17% de los compradores de comida preparada, que por cierto tiran mucha comida a la basura. Hay quien congela las sobras o las reutiliza, pero ya hablamos hace poco de las precauciones de este reciclado.

-En el confinamiento disminuyó el desperdicio de alimentos. Y es que durante este tiempo la gente confinó mucho más en casa y planificaron sus compras con antelación, con listas preparadas.

-La comida que se queda en la mesa en los restaurantes.– Esto nos debería llevar a pedir platos más reducidos, lo que es fácil. Se estima que un 11% de la gente deja comida en el plato. De todos modos, podemos pedir que nos pongan las sobras en una fiambrera para llevar. Hay quien confiesa que le da vergüenza pedirlo.

No es la primera vez que hablamos de este tema aquí. Por ello dejamos otros artículos relacionados con la prevención y la lucha contra el desperdicio de alimentos, que acaban en la basura.

 

http://www.comeencasa.net/2020/11/16/educar-a-los-ninos-contra-el-despilfarro-de-comida-en-10-consejos/

http://www.comeencasa.net/2018/07/17/insistiendo-en-evitar-el-despilfarro/

http://www.comeencasa.net/2018/06/29/el-despilfarro-no-esta-de-moda/

http://www.comeencasa.net/2017/10/31/cocina-contra-el-despilfarro/

http://www.comeencasa.net/2014/09/18/el-despilfarro-de-alimentos-culpa-de-todos/