Se cumplen ahora siete años de unos talleres de cocina (en diez clases) que nuestra Asociación impartió a varios alumnos del Centro de Educación Especial San Pelayo y que ya contamos en este blog. El objetivo era formar a estos jóvenes con discapacidad para fomentar su autonomía. Con ese mismo afán –pero desde la profesionalidad de su formación especializada- ha escrito Eva Márquez Roldán su libro “Cocinando Sueños” (Ediciones ALFAR 2019), un recetario pensado para que personas con diversidad funcional puedan cocinar en sus casas.

Cocinando sueños tiene un cómodo formato y un vistoso colorido para mostrar la belleza de la composición de los platos hechos recetas. Junto a la descripción de ingredientes y elaboración, un código QR conduce al vídeo con la elaboración de cada propuesta, con la suficiente parsimonia y ritmo para su máxima accesibilidad para personas con dificultades para leer o para comprender.

Indica su autora que su libro es “reivindicativo, pedagógico, experiencial y adaptado” y no puedo estar más de acuerdo con ella tras haberlo consultado. Se trata de ayudar a conseguir la autonomía personal de quienes más la necesitan, empezando por aprender a cocinar para alimentarse por sí mismos.

Mi enhorabuena por este proyecto que hace que la cocina se convierta en el centro de nuestra vida diaria, como medio de superación, de disfrute y de supervivencia. Nos habría venido muy bien tener este libro en nuestros talleres. 

Eva Márquez Roldán es gaditana, licenciada en psicopedagogía y especializada en Terapia Familiar. Lleva 16 años trabajando para empoderar y visualizar a las personas con diversidad funcional. Su proyecto, Égola, puede seguirse en la web www.egola.es, además de en las redes sociales. 

La sociedad necesita de estas iniciativas y la cocina es un indicador de desarrollo, cultura e integración.