El próximo domingo día 15 arranca la Ruta del Tapeo de Cádiz (un Rosario de tapas es su título), organizada de nuevo por Bodegas Páez Morilla y el Ayuntamiento de Cádiz, y que funcionará hasta el 15 de agosto. Van a participar 39 establecimientos, que prepararán al efecto dos propuestas de tapas: la tapacai y “una de pescaito”, esta última como novedad en este año, y todo ello al mejor precio en el transcurso de la Ruta, que está dedicada al pescado frito de Cádiz.

Yo ya recogí mi folleto y mi pasaporte en la oficina municipal de Turismo del Paseo de Canalejas. De momento conozco la relación de los bares participantes y sus emplazamientos, así como la descripción de las tapas ofrecidas, que cuestan entre 3 y 5 euros, y supongo que algunas de ellas serán más raciones que tapas. Pero todos estos platos son originales y elaborados expresamente para la ocasión. El pan y los picos están incluidos en la promoción, así como una copa de vino seleccionado, cerveza, refresco o agua mineral.

Este año, los tapeadores podrán ser jurado popular, y decidirán los ganadores a través de su voto. Para votar, será preciso visitar al menos 4  establecimientos participantes y degustar la Tapacai, sellando el pasaporte en la casilla correspondiente. Los 300 primeros tapeadores con el pasaporte debidamente sellado, recibirán una botella de vino Tierra Blanca seco o semidulce. Igual condición será necesaria para votar la tapa “Una de pescaíto”.

El folleto de la Ruta de la Tapa distingue varias zonas de tapeo: La Viña y El Balón; Plaza de Mina-Mentidero-Alameda; San Francisco-Mercado; Avenida; Paseo Marítimo; San Juan de Dios-Candelaria (esta última es la que cuenta con más bares por cierto).

Echando un vistazo a la relación de participantes, hay que decir que concursan algunos ya repetidamente premiados en la Ruta (Véase Bar Nono, todo un ejemplo). También intervienen algunos locales de hostelería recién abiertos en Cádiz (Garage Bistro, Rosario Uno, Sonámbulo, Arrebol o A Plomo). Una buena noticia.

Es decir, la Ruta de la Tapa en Cádiz cuenta con establecimientos de variados perfiles, tanto de cocina tradicional como de estilo innovador,  que pueden aportar motivación como para acercarnos a probar algunas de sus sugerencias.

Participar en una ruta de tapas es siempre un trabajo suplementario para el establecimiento, pues obliga a inventar, a trabajar y a dedicarle tiempo y atención selectiva, todo ello en temporada alta por el verano.

Yo solo quería rogarles a estos bares que mantengan la calidad de sus tapas tras el concurso, y que si es posible, la sigan incluyendo en la carta durante todo el verano. Y enhorabuena por someter al criterio de los tapeadores de la Ruta la calidad y nuevos formatos del pescado frito de nuestra tierra, del que apenas quedan buenos ejemplos en la hostelería de la ciudad.

Ya hablaremos de nuestra experiencia en la Ruta por estos 39 valientes gaditanos.

 

En este enlace podréis descargaros el pdf con el folleto de la Ruta