Año 2001: ocurrió el atentado de las Torres Gemelas y comenzó la serie de TVE Cuéntame, cuando un grupo de inquietos sevillanos creó una página web para plasmar sus vivencias y conocimientos sobre cuatro patas culturales que dominaban: jazz, gastronomía, vinos y literatura, todo a partes iguales y fuera del ámbito comercial o profesional.

En su mundo fueron pioneros en esta inquietud altruista en la sociedad sevillana. Poco tiempo después, se constituyen como asociación jurídica, con la adhesión de cientos de socios, que participaron en actos y disfrutaron de esta cultura. Hoy lunes 11 de diciembre, en Asamblea General Extraordinaria acaba de aprobarse la disolución de Apoloybaco, con tristeza y pesar por parte de asistentes y ausentes. Pero los tiempos cambian y los proyectos se agotan.

Hace apenas dos años, entrevistamos en este blog a su presidente, Antonio Vázquez, con motivo de haber cumplido 20 años como asociación, a la que mi marido y yo también hemos pertenecido durante casi 10 años.

Han sido 22 años de compartir cultura, con más de 300 exitosos eventos organizados en la ciudad y la provincia, que han dejado un grupo de buenos amigos. Ahora nos quedará la web, que seguirá activa y en constante actualización, su mejor legado, un patrimonio cultural hecho a base de investigación, como en el caso de los vinos; de vivencias y descubrimientos para la gastronomía; de disfrute de conciertos para el jazz; y de recitales y presentaciones para la literatura en todas sus versiones.

El movimiento asociativo tiene a veces sus días contados por la edad de sus miembros o su área de influencia, pero lo hecho hecho está, y además al alcance de todos, como es la web de Apoloybaco.

Gracias a todos ellos, especialmente a Antonio Vázquez, Vicente Sanchís, Luis Miguel León, y Fernando M. Solís. Habéis sido un ejemplo de generosidad y de ilusión, y la web lo va a seguir recordando.

 

www.apoloybaco.com