La página Directo al paladar trae un extenso artículo sobre un tema básico de los hogares: la limpieza adecuada de la cocina, un espacio en constante uso, y necesitado de tareas de mantenimiento por pura higiene, pero también por seguridad y organización culinaria. Estos serían los pasos a seguir para limpiar bien la cocina, sin dejar nada sucio, y a pesar de lo pesado que pueda resultar este trabajo:

 

Partimos de la base de que no se debe limpiar improvisando. Y que lo primero es recoger cualquier objeto o alimento que no esté en su sitio. Y la cocina hay que recogerla, limpiarla y ordenarla después de cada turno. Es cuestión de rutina.

La web estructura esta limpieza por zonas en la cocina.

  1. LAVAVAJILLAS Y/O FREGADERO.- Fregar o poner a funcionar el lavavajillas. Secar la vajilla y guardar. Limpiar la zona, con atención a las juntas, la rejilla del desagüe, el grifo y las zonas de alrededor.
  2. PAREDES Y SUPERFICIES ALTAS.- Limpiar polvo y desinfectar azulejos, frente de armarios, baldas, etc. Sin olvidar las tiradores y moviendo muebles.
  3. CAJONES Y ARMARIOS.- Tarea cansina, porque hay que sacar los trastos. Para hacer algunas veces al año. Y el cajón de los cubiertos.
  4. ENCIMERA, MESA Y OTRAS SUPERFICIES: recoger, desinfectar, frotar y secar. Se incluyen los objetos de decoración o de uso colocados encima o colgados.
  5. PEQUEÑOS ELECTRODOMÉSTICOS: cafetera, freidora, batidora de vaso, robot, microondas, etc.
  6. HORNO, PLACA DE COCINA Y EXTRACTOR, comenzando por la campana extractora, con filtros o rejillas y la placa de cocina (tras cada uso). El horno dependerá de su uso. Solo se usarán productos adecuados.
  7. NEVERA Y CONGELADOR: vaciarlos por completo 2-3 veces al año, además de un mantenimiento rutinario, vigilando sus manchas.
  8. SUELOS Y ALFOMBRAS, la última tarea, lavando delantales, manteles, trapos, servilletas y manoplas.

TRABAJOS EXTRAS: como cubos de basura o de reciclaje, ventanas, etc.

Y en cuanto a los utensilios y herramientas para la limpieza, se indican los más usuales:

  • Estropajo suave
  • Estropajo de «lana»
  • Bayetas absorbentes
  • Bayetas de microfibra
  • Paños o trapos de tela
  • Guantes de goma resistentes
  • Pulverizador
  • Productos de limpieza específicos

 

A partir de aquí, se indican algunos productos más modernos, que facilitan las limpiezas más delicadas y específicas.