Un plato sencillo, rico, resultón y, sobre todo, muy fresco. El marisco se luce aquí. La receta la hicimos con lo que teníamos, un poco de todo, y solo salió para dos personas. Es cuestión de calcular las proporciones. Más sencillo, imposible.

Ingredientes  (2 personas):

200 g de langostinos (o gambas), 1 aguacate, 1 pomelo (o mango o naranja), 1 lima o limón, ½ cebolleta fresca, 30 ml de aceite de oliva virgen extra,  hojillas de ñoras y sal gruesa de salinas.

Pelar y trocear los langostinos. Como opción, se pueden cocer brevemente –sin pelar- durante 1 minuto. Reservar y trocear.

Exprimir la lima, trocear aguacate y el pomelo en cuadraditos, al igual que la cebolleta. Mezclar todo ello con los langostinos troceados, el resto de zumo de lima, las ñoras y el aove.

Se emplata en un aro.