Unas deliciosas galletas aptas para todos los públicos (celiacos, rigurosos en dieta, etc.). Son mezcla de fruta fresca y frutos secos, formadas y horneadas. Las hace mi hermana Manoli muy a menudo para merendar. Con estas cantidades, le han salido 14 galletas, aunque dependerá del tamaño del que se haya hecho cada bolita. Más fácil, imposible.

Ingredientes: 1 plátano maduro y 200 g de almendras marconas crudas.

Pelar y aplastar bien el plátano hasta que resulte cremoso, añadir las almendras y remover hasta que se integren ambos.

A continuación, hacer bolitas pequeñas pellizcando la masa y colocarlas sobre papel vegetal en bandeja de horno. Aplastar con un tenedor en horizontal y vertical.

Precalentar el horno a 180º e introducir la bandeja hasta que estén doraditas (serán suficientes 12-15 minutos).