Este blog no se caracteriza desde luego por sus recetas complejas ni difíciles, pero sí por contar todo aquello que pueda servir para comer mejor, más sano y rico, y a la altura de cualquiera. Como ejemplo, estos huevos rellenos que han sustituido al tradicional atún en conserva del interior por los espárragos trigueros, con lo que son más sanos y equilibrados. Yo he utilizado los que ya vienen cocidos en lata, y que llevan indicación geográfica protegida, de la comarca de Huétor-Tajar (Granada). Pero los trigueros convencionales también sirven, siempre que se cuezan un poco antes de saltearlos. El caso es que el experimento salió bien y los huevos estaban muy ricos.

Ingredientes (tres personas): tres huevos, 1/2 lata de espárragos cocidos en conserva (aceite de oliva virgen extra, sal y mayonesa al gusto). Si utilizamos espárragos crudos, con medio manojo será suficiente.

Cocemos los huevos y extraemos las yemas y reservamos. Limpiamos y troceamos los espárragos un poco durante unos 10 minutos. Los escurrimos, cocemos (según el caso) y los troceamos aún más pequeños.

Mezclamos bien las yemas y los espárragos troceados, y con esta mezcla rellenamos los huevos previamente cortados por la mitad. Añadimos la mayonesa.