Cuando todavía no hace un año de “El Rey morirá en Sevilla”, el historiador y escritor Juan Cartaya nos trae otra novela ambientada en la Sevilla del siglo XVI, bajo el título “Plata de Indias”. Ha sido de nuevo en la Fundación Valentín de Madariaga, el pasado 7 de febrero. Le acompañaron en la mesa Rosa García Perea representante de Editorial Almuzara, y el también historiador Manuel Jesús Roldán, que presentó al escritor. De nuevo la sala llena de público.

La obra de Cartaya nos muestra un tiempo lleno de intrigas, traiciones, en el año 1579 de Sevilla, en la que el autor intenta demostrar los paralelismos con la España actual, aunque con los valores de entonces: religión, sabiduría, fortaleza, etc.,

Eran tiempos que muestran la ciudad de Sevilla todavía con una Alameda infecta, antes de su reforma, y con una historia que transcurre al mismo tiempo en Madrid, Londres, Lisboa o Sanlúcar de Barrameda.

Plata de Indias es un libro con muchos personajes que aparecen y desaparecen de la trama, y con el morbo de una figura singular como fue Antonio Pérez, el todopoderoso secretario personal del rey Felipe II, que pasó a la historia como conspirador. Con la novela se quiere demostrar que la traición es tal vez el vicio nacional. Aparece aquí la política, la economía y la sociedad del siglo XVI sevillano.

En 1579 suceden muchas cosas que al final se pueden engarzar, en palabras de Cartaya, pues se vive entonces en un mundo ya interconectado. Desde 1570 ya se comen patatas en Sevilla, una ciudad coral, en una trama que se inicia en la corte de Madrid. Espías, embajadas y cortes, en una historia dinámica y entretenida.

Esta segunda novela, en palabras de su autor, es menos localista que la primera, y sitúa a Sevilla en un contexto internacional.

Ya lo tenemos en casa, a punto de comenzar a leerlo.