Siento no haber puesto la imagen del momento de esta receta, pero resulta que se me olvidó y nos comimos estos riquísimos garbanzos con langostinos, además con los mejores langostinos de mi pescadero del mercado de abastos. Prometo sustituir esa foto por otra actualizada en cuanto vuelva a hacer la receta. Por cierto, también olvidé un paso en la elaboración del plato, aunque la verdad es que dados los buenos ingredientes, el resultado fue más que notable.

Ingredientes 4-5 platos: 200 g de garbanzos, ½ kg de langostinos, 3 dientes de ajos, 1 cebolleta fresca grande, 1 pimiento rojo California, 1 tomate maduro grande y ½ vasito de tomate frito casero (opcional, en función de la calidad del tomate maduro), hojas de laurel, cucharada de pimentón, caldo de pescado, sal y un toque de brandy.

Remojar los garbanzos la noche anterior. El agua se puede reservar para regar macetas.

A la mañana siguiente cocer los garbanzos en el caldo de pescado (hueso de pescado, las cabezas de los langostinos al pelarlos, restos de cebolla, algún pimiento, etc.), durante hora y media más o menos.

Pelar los langostinos y reservar.

En perol con el aceite justo saltear los langostinos. Reservar.

En el aceite anterior pochar los ajos, la cebolla, el pimiento con el tomate rallado y el laurel. Añadir el pimentón y la copa de vino fino. Dejar hacerse unos diez minutos.

Añadir esta mezcla a los garbanzos cocidos y dejar unos veinte minutos. Cuando falten cinco minutos disponer los langostinos y dejar unos 5 minutos, corrigiendo de sal.

También se pueden saltear las cabezas de los langostinos, triturarlas, colarlas y añadirlas a la salsa.  Si los langostinos son de calidad, esto añadirá sabor al guiso. De hecho, olvidé este paso en mi receta, que estoy segura habría mejorado muchísimo la salsa. En su lugar, utilicé las cabezas para enriquecer el fumet de pescado, que tampoco está mal.