Siento una gran admiración por esos bares o restaurantes que se dedican no solo con profesionalidad sino también con una cierta calidad a la hostelería, ofreciendo la mejor relación calidad/precio.

Por un tema de reunión con amigos de una de las Asociaciones a las que pertenecemos, se buscó un lugar cercano para dar de comer a un grupo de unas veinte personas, y fue en El Periquito, ahora llamado Periquito Multibar, en pleno corazón del barrio de La Viña, en Cádiz.

Un establecimiento que nació a finales de siglo XIX, como almacén de ultramarinos por un lado (calle De la Rosa) y por otro de bar (calle San Rafael). Han sido varias las generaciones que lo han regentado, sin salir del núcleo familiar, y hoy lo que era tienda se ha incorporado como un salón más del restaurante.

El Periquito Multibar ofrece comidas de cocina tradicional gaditana a través de guisos, tapas, arroces y buen pescado frito.Su especialidad son los menús del día a un precio más que razonable. Abren todos los días, solamente de 7 a 16 horas, con desayunos variados (incluso churros de fabricación propia), tapas diversas y los platos del menú. La pandemia les hizo reinventarse y desde entonces preparan todos sus platos para llevar. Tienen también bocadillos y fuera de menú cuentan con atún rojo. 

El dia de la comida, además de lo establecido en el menú del dia, quise probar otras cosas, como crema de zanahoria (sencilla, pero riquísima), unos mejillones al vapor, las croquetas de puchero, un arroz con marisco, unas albóndigas y un plato con fruta (algo que no es muy frecuente encontrar en la hostelería en general, y que presentan muy bien).

En resumen, un sitio que me sorprendió por su variedad, buena relación calidad precio y por la elaboración casera de sus platos. Al final, la clara definición de un establecimiento en cuanto a su estilo es garantía de éxito, porque además detrás hay un trabajo bien hecho.

Tenemos pendiente volver y seguir probando.

(La imagen de la portada es de la página Cosas de Comé)