Como viene siendo habitual en el mes de noviembre hace varios años, el Banco de Alimentos organiza la Gran Recogida de Alimentos 2023, durante los días viernes 24 y sábado 25. Y de nuevo nos hemos comprometido como voluntarios en este evento solidario, para ayudar a reforzar el resultado. El lema de este año, que cuenta con la imagen del mediático chef CARLOS ARGUIÑANO, es «ALIMENTA UNA VIDA MEJOR»

Este año la mayoría de las cadenas de alimentación autorizan a realizar recogida mixta, es decir, la donación económica en línea de caja, implementada como consecuencia de la pandemia y sus medidas sanitarias, junto a la donación de alimentos físicos.

En cualquier caso, la aportación económica (que viene de la época con medidas covid y de decisiones de las cadenas de alimentación), tiene ventajas para las personas beneficiarias, y que son las siguientes:

-Elegir el alimento que se necesita para poder hacer la cesta básica saludable para las familias, según segmentos de edad (alimentos infantiles, etc.)

-Ahorro de costes logísticos, tanto en el reparto de las bañeras (cajas grandes de cartón) como en su recogida, además de la no utilización de bolsas tan perjudiciales para el medioambiente. Un ahorro que repercute en la compra de más alimentos de manera directa.

-Optimización del almacén, por la posibilidad de hacer los pedidos a las diferentes cadenas según nuestras necesidades y la posibilidad de tener fechas de caducidad a más largo plazo. Y es que las donaciones económicas recibidas en línea de caja son canjeadas a posteriori por alimentos en la misma cadena.

-Además, el donante puede desgravarse fiscalmente por las donaciones económicas en línea de caja. Y para ello habrá un canal específico a través de la web de FESBAL. De hecho, los primeros 150 euros son desgravables en un 80%.

Las campañas de recogidas de alimentos siguen siendo necesarias para atender a personas sin recursos y sobre todo a asociaciones solidarias, que reparten ayuda a quien la necesita. 

 

Fuente: Fundación Banco de Alimentos.