Es temporada de espárragos y ahora los ponemos mucho en casa. Y en cuanto al colinabo, es una hortaliza que hemos descubierto en una visita al huerto de la Asociación Enredaos con la Tierra, del que ya hablamos hace días. Resulta que esta verdura puede consumirse cruda y aliñada, y también cocida al vapor o en crema o puré, porque se comporta casi como una patata. Las hemos puesto salteadas con los espárragos y estaban exquisitas.

Ingredientes para dos personas: medio manojo de espárragos trigueros, 150 g de colinabo, medio manojo de ajetes, aceite de oliva virgen extra y sal.

Pelar y picar los ajetes en trozos muy pequeños. Quitar las hojas al colinabo y picar en rodajas. Trocear los espárragos con las manos, desdeñando las partes duras.

En una sartén con el aceite justo, poner a pochar los ajetes a fuego medio fuerte durante dos o tres minutos. A continuación introducir los espárragos y dejar que se hagan al vapor con la tapa puesta durante unos quince minutos, pero añadiendo cinco minutos después el colinabo, ya que es más tierno.

Corregir de sal. Servir.

Es una receta para disfrutar de las hortalizas, maridadas con el mejor aceite.