Ingredientes: un filete de pez espada por persona (FRESCO SI ES POSIBLE), 1 cebolla grande, zumo de limón, dos-tres ajitos, un tomate maduro, caldo de pescado, sal, perejil y orégano.

Cortamos la cebolla grande en aros finos y la pochamos en un sartén. Cuando esté lista ponemos solo la mitad en una fuente de horno, y el pez espada encima, cubriéndolo con el resto de la cebolla, y un chorro de zumo de limón y ajo muy picadito.

Una vez hecho todo esto lo metemos en la nevera por espacio de una hora aproximadamente. Luego pelamos y cortamos un tomate a dados muy pequeñitos y se pone encima del pez espada que tenemos en la fuente, y se le añade un chorrito de caldo de pescado, solo un poco, para que el pescado no quede seco, y se añade sal, perejil muy picadito y un poco de orégano también picado. Se mete esta bandeja en el horno por espacio de 10 minutos a 180º y luego serviremos.
(Está divino de la muerte). En lugar de perejil se le puede añadir, y sabe aún mejor, especias de algas. Lo aconsejo.