La Asociación de la Prensa fue en esta ocasión el lugar dónde presenté mi quinto libro, el de Los Viernes, que dicen que nunca es malo. Fue el viernes pasado, en este lugar tan céntrico y con la asistencia de personas que aprecio mucho, implicadas también en el mundo de la gastronomía y la cocina. Me acompañó en la mesa mi querida amiga María Luisa de la Osa, miembro del Grupo Gastronómico El Almirez.

Tocaba no solo hablar de mi quinto libro, sino también del acabado de una pequeña colección dedicada a la semana laboral, que recorre los alimentos y los platos más básicos de nuestra alimentación.

Y cada libro lleva su propio mensaje de fondo:

Los Lunes, lentejas. El mejor comienzo: ponte a cocinar que te doy algunas indicaciones.

Los Martes, pescao: Hay vida más allá del pescado frito.

Los Miércoles, legumbres: comida para todo el planeta.

Los Jueves, carne y verduras: menos carne, mejor carne.

Los Viernes, arroz o pasta: no solo para los domingos, arroz andaluz.

Tras este resumen, hablamos de lo divino y lo humano de la cocina, la gastronomía y la salud en la mesa.

Gracias a todos los que estuvieron en la ocasión, habida cuenta de que es la segunda cita que realizo este año (con Los Lunes, lentejas. El mejor comienzo), y muy especialmente a María Luisa por la introducción que hizo sobre una aprendiz de cocinera y gastrónoma llamada Charo Barrios.