Por tercer año ha tenido lugar el Concurso de Cocina Ecológica Biorestauración, organizado por Ecovalia y patrocinado entre otros por la Diputación de Cádiz. El jueves pasado se celebró la final provincial gaditana, de la que salieron los ganadores Víctor Manuel Heredia (modalidad profesional) con su plato “Lomito de lubina con pisto de mango y aguacate” y Miguel Ruiloba (modalidad amateur) con su receta “Lubina y alboronía”.

De nuevo participé como jurado, orgullosa de acompañar a personajes como el mediático cocinero Enrique Sánchez; el hostelero Manuel Moreno y su hija Estrella Moreno de Restaurante El Copo; y Fernando Córdoba, chef y gerente de El Faro de El Puerto de Sta. María.

En esta edición gaditana han llegado a la final cinco concursantes: tres amateur y dos profesionales. Las bases del concurso imponen cocinar un plato con los ingredientes ecológicos que se les facilita a todos, entre los que se encuentran pescados como la lubina, aceite de oliva virgen extra, hortalizas frescas, varias frutas  y diversas conservas; todos ellos con certificación ecológica.

La prueba culinaria transcurre en las cocinas de la Escuela Fernando Quiñones, y los aspirantes cuentan con un tiempo limitado, presentando por sorteo sus platos al jurado en intervalos de diez minutos. 

De entre todos los ganadores de las diferentes finales provinciales y la nacional, los de mayor puntuación pasarán a la gran final que se celebrará en diciembre en Sevilla. En ella participarán ocho concursantes, uno por cada provincia, más uno del grupo de fuera de la Comunidad.

Este proyecto cuenta con el patrocinio de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y las Diputaciones de Cádiz, Sevilla y Córdoba. Asimismo, colaboran 28 empresas agroalimentarias, entre ellas las gaditanas: El Gazul; Conservas Artesanales Contigo, Salinas del Alemán Biomaris; Miel de Rancho Cortesano y Estero Lubimar. También BRA y Uniformes Garys se han unido al concurso.

Ha sido un placer participar de nuevo en el concurso de Biorestauración. He podido comprobar el talento y la motivación de todos los concursantes, que han presentado platos de gran calidad y originalidad en la presentación, acorde con la calidad de los ingredientes ecológicos que defiende la Asociación Ecovalia.