El pasado viernes, en la Casa Fabiola, Sevilla, asistimos y participamos en un interesante evento para conmemorar los 20 años de vida de la Asociación Apoloybaco. El acto contó con las cuatro vertientes culturales que dan contenido a este colectivo: literatura, jazz, gastronomía y vinos.

Tuve el honor de abrir la celebración con una lectura para informar al público de la historia de la Casa Fabiola, del personaje que allí nació y vivió (el Cardenal Nicolas Wiseman, 1802-1865) y sobre la novela que da nombre a la calle y a la finca, Fabiola, escrita por Wiseman en 1854.

El acto continuó con una lectura poética a cargo de uno de los miembros de la Junta Directiva de Apoloybaco, Luis Miguel León, centrada en el amor; seguida de la actuación del gran saxofonista Pedro Cortejosa, fundador de la Big Band de Andalucía, y alma de lo que fue la Sonora Big Band de Cádiz (de gran recuerdo), que acompañó a Amada Blanco, quien recitó sus versos con el fondo musical de improvisación de Cortejosa.

Finalizada la actuación, ya en el patio de la Casa, probamos dos vinos –cava Brut Selección y un tinto Roble de Bodegas Sokatira– acompañados de quesos y chacinas. Por supuesto, el vino ocupó gran parte de nuestras conversaciones en la planta baja de la Casa Fabiola.

Un acto bello y entrañable, entre amigos, en un edificio del siglo XVI, ahora propiedad del Ayuntamiento de Sevilla, al que asistieron 70 personas, máximo aforo permitido con las medidas anti covid, y que dejó a más de la mitad fuera por esas restricciones de capacidad.

Nuestra enhorabuena a la Junta Directiva de Apoloybaco, que durante 20 años, y de modo altruista, ha llenado de contenido una cultura de cuatro patas: la literatura (poesía, novela, narrativa…), el jazz (apoyando y difundiendo esta música de improvisación con los mejores músicos); los vinos (arropando los vinos emergentes de la provincia de Sevilla) y la gastronomía sevillana (dando visibilidad a bares, restaurantes y tabernas de toda clase y condición). Cuatro caminos que han ido y van juntos, reforzados y complementados gracias a la labor realizada por Apoloybaco.

Tras la mejora en la evolución de la pandemia, la Asociación continuará su actividad, lo que incluye una reforma en su página web, de lo que daremos cumplida información.

¡¡Enhorabuena!!