Hoy 30 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos 2021. Una celebración que comenzó el pasado año, creada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La FAO recuerda la importancia de reducir el desperdicio de alimentos, alentando a todos –gobiernos, empresas, instituciones y población- a esforzarse para evitar este problema.

Según cálculos, un 14% de todos los alimentos producidos en el mundo se pierden, desde el campo a la mesa, y además, otro 17% de los alimentos ya distribuidos se desperdician.

Hay que tener en cuenta que el desperdicio no es solo pérdida de alimentos, sino también de los recursos que han servido para su producción (agua, energía, trabajo y sobre todo tierra). Un gran coste.

Se trata de un problema de todos: agricultores, distribuidores, empresas, gobiernos, consumidores, etc., que pueden conseguir con sus acciones reducir por ejemplo el hambre en el mundo o la liberación de gases de efecto invernadero.

Fuente: Gastronomía y Cía.