Ayer fue la Gala anual de la Asociación de Amigos de Quiñones, dónde se conceden estos “oscars” tan gaditanos. Por su alfombra roja de arena y piedra ostionera desfilan personas, instituciones, empresas y colectivos, que han sabido interactuar con los valores y la filosofía de Fernando Quiñones, el que fue todo un “mayorista” distribuidor de cultura, al estilo y generosidad de nuestro Cádiz.  

Blanca Flores, su presidenta, abrió con su ya segundo discurso en pandemia, la del virus que solo trastocó el espacio de la Ruta Quiñones, que hubo que hacer en cada casa. Durante todo este año se respetaron las normas covid y el arte y la cultura pasaron por la sede quiñonera. La memoria expuesta no engaña, cientos de participantes dan fe y las sillas también, que con el uso ya se han amortizado.

Un acto emotivo, esperado y fundamental, ahora que la Asociación tiene “habitación propia”. Mojarritas y quiñoneros forman ya un grupo selecto que aumenta cada año. Lo son por ser y por dar a Cádiz. Y sus nombres están ya en el disco duro de la Asociación. Así se demuestra que nada puede funcionar por sí solo, que necesita ejemplos y compromisos.

Enhorabuena a la Fundación Quiñones (Mojarrita institucional), a La Casapuerta (singular bar cultural), a Rosario Troncoso (escritora y gestora de cultura), a Juan Manzorro (querido periodista del todo Cádiz y ahora ganador de su propia lucha). Y a Águeda Cantero, José María Jaén, Vicente Díaz, Juan Luis Castillo y José González (cinco legionarios comprometidos, imprescindibles para que todo esto funcione). Y la música vino del matrimonio Caburrasi Segundo, otros “pluriempleados culturales”.

Ayer se proclamó la memoria de lo hecho en el último año, que ahora continúa lleno de actos, y se anunció la próxima Ruta Quiñones para el 27 de marzo de 2022, esperemos que ya en la calle. El cartel viene del artista Manuel Cano, y se presentará en la primera semana de enero, con polvorones y licores navideños. Deseando estoy de verlo.

Gracias, un año más, por hacer realidad el legado positivo de Fernando Quiñones.