El mediático dietista Aitor Sánchez (Mi Dieta Cojea), al que sigo en todos sus mensajes, publicaciones y libros, dedica uno de sus videos a defender las legumbres que se venden cocidas y envasadas, como una forma muy eficiente de consumir legumbres, aligerando su cocinado para muchas personas que carecen de tiempo para ello.

Y son éstas las ideas que ha ido fijando:

-Consumir legumbres es lo más eficaz para nosotros, en lugar de que las coman los animales.

-Sobre los mitos más extendidos que hablan de la deficiencia en proteínas de las legumbres, hay que decir que no todas son incompletas. Algunas alubias y los garbanzos son completas en proteínas y aminoácidos. Es decir, las legumbres pueden presumir de calidad y cantidad de nutrientes.

-Se habla de otras dos pegas, como de que las legumbres tienen antinutrientes, pero estos se desactivan con un correcto remojo, cocinado y germinado; y la segunda es sobre las legumbres cocidas envasadas, a las que se le atribuyen menos nutrientes o proteínas que las secas, y ello se debe a que parte de sus propiedades se han diluido en el agua.

-Y en cuanto a las legumbres deshidratadas, ocurre igual que con las frutas deshidratadas, pues se les ha eliminado el agua y por ello concentra todas sus propiedades, por lo que ciertamente tiene más calorías.

-En cuanto a la pasta de legumbres, ahora tan de moda en tiendas ecológicas, éstas llevan harina de legumbres, muy parecida a la legumbre en su estado primitivo. No obstante, no deberían sustituir a las legumbres secas variadas en la dieta semanal. Aitor Sánchez propone que se consuman el día de la semana que toque pasta. Es una forma de no renunciar a la gran variedad de legumbres que tenemos en España y dar un buen ejemplo a nuestros niños.

-El agua de las legumbres cocidas, que normalmente se desecha, viene muy bien para cocinar alimentos para los veganos o alérgicos al huevo (acuajada), incluso en ensaladas.

Aquí va el video de Aitor Sánchez