Tenemos asumido que Andalucía es la comunidad más pobre de España, o tal vez detrás de Extremadura o Canarias, pero es interesante conocer las claves de esta pobreza, su origen y su posible evolución, para hacernos pensar.

Organizado por la Mesa del Tercer Sector de Andalucía, el pasado día 14 asistí en el Centro de Recursos de la ONCE en Sevilla, al acto de presentación del II Informe sobre Exclusión y Desarrollo social en Andalucía, realizado por FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada).

Intervinieron Mariano Pérez de Ayala, presidente de Cáritas Regional de Andalucía y Auxiliadora González Portillo, profesora de la Universidad Pablo de Olavide y colaboradora de la Fundación FOESSA.

El informe, de elaboración propia y con la colaboración de 135 expertos universitarios de toda España, explica con cifras y conclusiones de modo independiente, la realidad de la exclusión social en Andalucía, para comprender los procesos que atraviesan y afectan a los hogares y a las personas en relación con la pobreza, y basándose sobre todo en elementos económicos. Se han empleado para ello las opiniones de 1810 personas en 667 encuestas realizadas en la comunidad andaluza. Los resultados se han cruzado con otros informes como INE, CIS, etc.

EPSON scanner image

El primer informe FOESSA 2007-2008 (del conjunto nacional) se realizó antes de la crisis; y el segundo (2013-2014) ya llevaba tatuados los efectos de la misma. De la comparación de ambos informes se pueden extraer muchas conclusiones sobre la pobreza en España y en Andalucía:

LA EXCLUSIÓN no siempre está vinculada a lo monetario, pues se relacionan factores como consumo, vivienda, educación, etc., con diferentes niveles, así como conflictos sociales de aislamiento, participación política, empleo, etc.

LOS DATOS DICEN que en Andalucía hay 1.500.000 personas en exclusión social, 600.000 en exclusión social severa. Y el aislamiento social se ha estudiado a través de 35 indicadores sociales: empleo, ingresos, educación, vivienda (fundamental), salud, conflictos familiares….apoyo familiar o vecinal…

Y EL CRECIMIENTO ECONÓMICO DESPUÉS DE LA CRISIS indica que hemos recuperado integración social, pero que es mucho más precaria que la anterior; y que la exclusión social es ahora más profunda. Lo peor, que parece que nos estamos acostumbrando (fatiga de la compasión), como si fuera natural y no tuviera remedio.

EL INFORME DEMOGRÁFICO revela que Andalucía tiene menor índice de envejecimiento y más tasa global de fecundidad que el resto de España (aunque menor que antes de la crisis). Y es reducida su capacidad de atracción de población inmigrante (no se quedan aquí).

TIENE MENOR PIB per cápita que el resto de España (18.500/24.900 euros), mayor tasa de pobreza monetaria y MAYOR DESEMPLEO. Además, poco peso industrial, más primario.

LA PROTECCIÓN SOCIAL es menor que la media de España (2.500 euros/persona frente a los 2.800), gasto social que viene de la Administración Central, por ejemplo en pensiones de jubilación. Nuestro sistema es débil, la gente acude sobre todo a servicios sociales no públicos.

TENEMOS MÁS DESIGUALDAD: el famoso Coeficiente de Gini, que mide el  recorrido entre rentas altas y bajas, es superior al 35%, prueba de una sociedad poco igualitaria. Y la crisis lo ha empeorado.

LO PEOR, EL DESEMPLEO: trabajadores pobres y a tiempo parcial de modo obligado. Y ello obstaculiza la independización de los jóvenes con la vivienda. En SALUD, lo peor son las personas dependientes en familias sin apoyo (16.000 hogares). Se estima que además 231.000 personas no pueden comprar las medicinas que deberían tomar.

El PERFIL ACTUAL DE LOS HOGARES ESPAÑOLES EN EXCLUSIÓN sería una familia con 2-4 personas, trabajo precario, liderados por hombres, en ciudades con más de 100.000 habitantes, no siempre en barrios pobres. Y en el futuro serán las familias con más de 5 miembros, monoparentales, mujeres (feminización de la pobreza), sustentador menor de 30 años, nacionalidad no comunitaria, sin estudios completos y en búsqueda de empleo. Y la dependencia, en los mayores, será un factor negativo.

UN GRAN FACTOR DE RIESGO: tener hijos, porque aumenta la pobreza, así de duro.