La imagen de Enrique el Navegante, (1394-1460) Infante de Portugal y gran impulsor de la navegación en el país vecino, fue el logotipo del cartel del XVII Congreso Europeo de Cofradías Vínicas y Gastronómicas (CEUCO), que ha tenido lugar este fin de semana en Albufeira, en el Algarve portugués. Más de 600 personas han participado en el evento, procedentes de Portugal, España, Italia, Francia, Grecia, Bélgica, Macao y Hungría. CEUCO fue fundado en 2004 con los cuatro primeros países citados, incorporándose el resto hace pocos años.

El acto contó con la asistencia del Secretario de Estado de Turismo de Portugal así como del alcalde de Albufeira, junto con el presidente de CEUCO y el presidente del Comité Organizador. Cada país integrante de CEUCO cuenta con un representante de sus cofradías y es Francia quien cuenta con más cofradías miembros.

Para nosotros, primerizos en este tipo de eventos internacionales, el Congreso de CEUCO ha supuesto toda una experiencia, al conocer aficionados a la gastronomía de otros lugares, constituidos en cofradías o asociaciones gastronómicas y ataviados con sus vistosos ropajes. Ellos han representado a un producto de referencia de sus respectivos orígenes geográficos, como castañas, especias, vinos, moluscos, quesos, cervezas, aceite de oliva, carnes, etc., todo ello del más alto nivel.

Durante el Congreso se han entregado también los premios anuales a los mejores bodegueros, chefs, promotores turísticos, periodistas gastronómicos, maestros pasteleros, restaurantes, enólogos, mejores cofradías y mejores empresas de productos artesanos.

Hay que tener en cuenta el origen de los asistentes al Congreso de Portugal, llegados desde la cercana España hasta destinos como Grecia o Macao, situados a una distancia de 12.000 kilómetros de la celebración del evento.

El discurso del representante gubernamental portugués giró en torno a la riqueza gastronómica del país luso, que cuenta actualmente con 32 estrellas Michelín, 8 de ellas en el Algarve, en dónde brilla la dieta mediterránea y sus valores de calidad de vida. aludiendo a la importancia del pescado, su cocina y la práctica de la pesca sostenible, con artes tradicionales y respetuosas y en proximidad; se calcula que la costa de Portugal ofrece más de 270 especies de peces en lonjas, un alimento rico en proteína, lípidos, ácidos grasos y omega-3.

El Congreso –que aglutina a 130 cofradías de ocho países- supone un encuentro de lenguas y culturas, asociaciones, amigos y voluntarios en un espacio de intercambio de información y opiniones del mundo de la gastronomía. Cada comarca participante trae para exponer sus mejores productos alimentarios, en la más alta calidad y valor de tradición. Gracias a todos ellos se dan a conocer y se garantiza su conservación.

Durante los dos días de duración del evento, se habló de productos alimentarios de primer nivel y de sus significados históricos, pero también de cocina fusión y de intercambio, así como de la filosofía de aprovechamiento y sostenibilidad.

Y ya centrados en la propia puesta en escena, aludir a los uniformes de los cofrades, que nos han transportado a otros tiempos, subrayando también que la presencia cofrade femenina ha sido muy importante.