Taller de panDiciembre está siendo un mes especialmente activo en la provincia gaditana, para lo relacionado con la gastronomía. Un taller de pan “hidratado”, una gala por el 50 aniversario de la DO de la manzanilla y la tradicional convocatoria de muestra de dulces de convento, son tres temas que dan trabajo a cualquier bloguero que se dedique a las cosas de comer.

Empecemos por el PAN: el próximo sábado 20 de diciembre, a las 9.30 de la mañana habrá un curso especial de panes “hidratados” (chapatas o pan de cristal), impartido por el experto brasileño Javier Vara. El precio es de 50 euros y se puede reservar en el teléfono 607 93 77 92. Está organizado por la asociación puertorrealeña Al Pan Pan, que se dedican a elaborar pan ecológico por encargo y con entrega a domicilio. Tenemos pendiente visitar esta pequeña fábrica de pan artesano en horno de leña, tan necesario en la alimentación diaria. En esta ocasión, ofrece a los aficionados a la buena masa, este taller de pan tan original.

LABEL MANZANILLA_okSigamos con la MANZANILLA: porque el 15 de diciembre de 1964 se publicaba el Reglamento de la Denominación de Origen Manzanilla, haciendo oficial de este modo –tras siglos de tradición en la elaboración- la protección jurídica y los protocolos correspondientes para poder garantizar lo que se entiende por manzanilla. Cincuenta años después, el Consejo Regulador de DO Manzanilla ha celebrado en Sanlúcar una gala monográfica que ha contado con el sector bodeguero sanluqueño, hosteleros, representantes institucionales, enólogos y de los diferentes medios de comunicación. El acto fue conducido por el director del Consejo Regulador, César Saldaña, y contó con las intervenciones de Beltrán Domecq, presidente de la institución, el escritor sanluqueño Eduardo Mendicutti y el Alcalde de Sanlúcar, Víctor Mora. En la gala se degustaron más de 20 marcas de manzanilla, junto con destacados platos de la gastronomía local. En la actualidad se comercializan más de 9 millones y medio de botellas de Manzanilla, concentrándose un 36% en la campaña de primavera.

Y terminemos con los DULCES de los conventos. Desde el pasado viernes 12 al domingo 14 estuvo abierta al público la muestra gastronómica organizada por la Diputación Provincial de Cádiz, bajo el título ¡Qué rico, Dios mío¡, una exposición de dulces elaborados en los conventos de clausura de la provincia de Cádiz. Este año se han puesto a la venta unos 3.500 kilos de repostería artesana elaborada en doce conventos de clausura de Arcos de la Frontera, Cádiz, Jerez, El Puerto de Santa María, Medina Sidonia y Sanlúcar de Barrameda. El objetivo es difundir el valor de la pastelería de nuestros monasterios, así como recaudar fondos para estas congregaciones. Alfajores, amarguillos, mantecados, polvorones, roscos, tortas y empanadillas. Bolitas, pestiños, cocadas, sultanas, pan de Cádiz, hojaldrinas, trufas, pastelillos, etc. Este año ¡Qué rico, Dios mío¡, ha cumplido su 19ª edición.