Dos eternas joyas de la tierra andaluza, el aceite de oliva virgen extra y el espárrago triguero, ambos con certificación de calidad, se han unido en un proyecto que busca recuperar y difundir los platos tradicionales, cuyos sabores son los de siempre. La presentación de la iniciativa, bajo el nombre “Sabores de toda la vida”, se celebró hoy lunes dia 10 en la Escuela de Hostelería de Sevilla, y estuvo dirigida a medios de comunicación especializados, y profesionales del sector de la hostelería. Las intervenciones estuvieron a cargo del  secretario general de la Denominación de Origen Baena, José Manuel Bajo, y el Director de Markéting y Comunicación del Consejo Regulador Denominación Específica Espárrago Triguero de Huétor Tájar, Pascual Oliva Colado. El acto culminó con la elaboración en directo de una receta tradicional con ambos ingredientes, que corrió a cargo de Charo Barrios, editora de este modesto pero ambicioso blog Comeencasa. Los cocineros de la Escuela de Hostelería prepararon un arroz, croquetas, un salmorejo cordobés, todo ello con espárragos de Huétor-Tajar y aceite de D.O. Baena.

El Consejo Regulador de la D.O. Baena acoge unas 30 marcas de productores de aceite de oliva virgen extra, localizados en las poblaciones de Doña Mencía, Luque, Nueva Carteya, Zuheros, Castro del Río, Cabra y Baena, todos ellos en la provincia de Córdoba. Las variedades existentes son la Picuda, Hojiblanca, Picual, Lechín, Chorrúa, Pajarero, entre otras. Se trata de unos aceites de gran calidad y personalidad.

Los espárragos trigueros de Huétor Tajar, son los únicos con denominación, garantizándose la calidad del producto a todas las empresas inscritas que elaboren los espárragos tanto frescos como en conserva. La zona de producción de los espárragos trigueros de Huétor-Tajar son los municipios del poniente granadino: Salar, Villanueva Mesia, Illora, Moraleda de Zafayona, Huétor Tájar y Loja. Estos espárragos son más delgados, carnosos y flexibles, de sabor amargo-dulce característico.

Para llevar a cabo el proyecto “Sabores de toda la Vida”, ambos Consejos Reguladores han puesto en marcha un conjunto de acciones dirigidas a investigar y recuperar recetas tradicionales y populares basadas en ingredientes de máxima calidad pero de uso cotidiano, así como divulgar su modo de elaboración y disfrute entre los alumnos de algunas de las Escuelas de Hostelería más importantes de Andalucía, sector hostelero y público en general.

Los resultados que se vayan obteniendo en este proyecto se irán plasmando en este site, un espacio abierto a la participación de todos, donde podrán colaborar los aficionados al mundo de la gastronomía, profesionales e instituciones que así lo deseen. Una plataforma que irá enriqueciéndose con recetas, consejos, etc., unidos por el objetivo común de contribuir a recuperar la tradición gastronómica de nuestra tierra.