Un plato frío y crudo (salvo la remolacha), por aquello de aprovechar todos los nutrientes. Es parecido a uno que encontré en uno de mis libros antiguos de cocina. Es fácil, se puede improvisar y es rapidísimo.

Ingredientes para 4 personas: 4 remolachas cocidas, 4 ramas de apio, 4 zanahorias medianas, 1 lata de anchoas en conserva, aove, vinagre y sal.

Picar la remolacha en rodajas, lavar y picar fino el apio, pelar y trocear las zanahorias, abrir las anchoas y mezclar todo. Añadir la sal, 2 cucharadas de buen vinagre y 6 de aceite de oliva virgen extra.

Servir.

Está riquísimo.