Empiezan a llegar los primeros gurumelos a las fruterías tras las últimas lluvias. Más bien caros. Pero bueno, eran los últimos que quedaban en la tienda y no llegaban al medio kilo. Aquí va la receta que hicimos en casa con las fabes, que llevaban mucho tiempo aburridas en el bote.

Ingredientes (para 4-5 platos): 400 g de gurumelos, 200 g de fabes, ½ manojo de ajetes o ajos puerros, ½ pimiento rojo variedad California, 3 tomates maduros rallados, ½ vasito de vino amontillado (u oloroso), 1 cucharadita de pimentón dulce, pizca de tomillo, aceite de oliva virgen extra y sal.

Dejar en remojo las fabes la noche anterior. Al dia siguiente, echarlas para cocer en agua fría y hervirlas durante hora y media a fuego suave, “asustándolas” tres veces con agua.

Limpiar los gurumelos en seco. Terminar de limpiarlos bajo el grifo y secarlos un poco. Trocearlos.

En perol con aceite caliente hacer sofrito de los ajetes troceados, pimiento rojo picado y tomates rallados, agregándolos cada uno a su tiempo, durante unos 10-15 minutos. Añadir los gurumelos, saltearlos y verter el vino, dejando que se evapore el alcohol.

Comprobar que la olla de fabes tenga el líquido justo, y sacar el caldo si hiciera falta. Añadir el sofrito a la olla de fabes ya tiernas, el pimentón, el tomillo y la sal. Dejar 5-10 minutos más.

Servir.