El calor atípico del fin de semana pasado no impidió el éxito de público al festival gastronómico de invierno, Cuchareando, un homenaje a los platos hondos con nuestros guisos y arroces tradicionales. Tuvo lugar de viernes 2 al domingo 4 en la terraza alta del Paseo Colón, organizado conjuntamente por la Asociación de Hosteleros de Sevilla y la Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo, con la que estuve de jurado junto a mis compañeros.

Participaron 13 establecimientos, que elaboraron 17 tapas variadas, que compitieron en un concurso para elegir el mejor. Catering Gavira se llevó el primer premio con su arroz de chocos y langostinos, junto a dos menciones para Restaurante Pando y Barajas 20, con sus garbanzos con langostinos y menudo con garbanzos y hierbabuena respectivamente. Junto al diploma de nombramiento, los premiados recibieron garrafas de aceite de oliva virgen extra, concedido por la Denominación de Origen Estepa.

Cuchareando ha concluido con excelentes cifras: 5.500 personas visitaron el espacio, que consumieron 15.000 tapas. Se vendieron más de 1.100 kg de comida entre guisos y arroces. La diversidad de tapas prolongó la estancia del público en el festival, en un buen ambiente familiar.

A modo de resumen y como integrante del jurado, destacar la buena disposición y profesionalidad de los establecimientos participantes. El objetivo de homenajear los platos de cuchara tradicionales se cumplió con éxito. Podemos decir que el tapeo clásico goza de buena salud.

Y una vez más tenemos que alegrarnos por el éxito conseguido en el festival, con gran visibilidad para la Academia de la que soy miembro.