En varias ocasiones, a final de año, he señalado el plato o receta más popular y exitosa en casa. Este 2023 que termina lo tengo muy claro: los garbanzos, en sus diversas preparaciones, han sido la comida más deseada y constante en nuestra mesa. De momento, estas legumbres tienen la exclusiva todos los miércoles en nuestra dieta. Ninguna otra elaboración se cuela en este día de la semana en nuestro hogar. 

En potajes distintos y ligeros para el invierno, o en ensaladas aliñadas a la gaditana en los meses de calor, los garbanzos son en nuestro hogar un sinónimo de comida familiar, de buen alimento y de tranquilidad nutricional.

Por supuesto, utilizamos los garbanzos de Huelva, IGP Escacena, que dan muy buen resultado, porque, además, crecen y cunden mucho en la olla. Garbanzos que dejamos en remojo el día anterior. Por cierto, lo hacemos por cocción tradicional, nada de olla express o rápida. Al fin y al cabo, se hacen solos, mientras nosotros controlamos el tiempo en el fuego.

Los garbanzos, siempre los miércoles. Hay que contar con ellos. Al fin y al cabo, según afirman los dietistas, son las legumbres más completas, de modo que no necesitan del acompañamiento de proteína. Se preparan al gusto y luego se pueden congelar en fiambreras de tamaño individual. Descongelan estupendamente, lo tenemos más que comprobado. Y son una rica fuente de fibra.

¡Vivan los garbanzos!