La Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, y Asociafruit -Asociación de Empresas Productoras y Exportadoras de Frutas y Hortalizas, Frutos Secos, Flores y Plantas de Andalucía- están desarrollando una campaña para difundir las cualidades de la naranja de Andalucía. Para ello han contado con el chef e influencer Daniel del toro.

La naranja andaluza es un tesoro nutricional y gastronómico. Esta idea es la que quiere transmitir un año más la Junta de Andalucía, para destacar las propiedades excepcionales de esta fruta. La iniciativa tiene como objetivo informar a los consumidores sobre los beneficios para la salud y la calidad de estos cítricos.

La elección del chef Daniel del Toro como ‘Embajador de la Naranja en Andalucía’, resalta el compromiso de ambas entidades con esa iniciativa. Su acción promocional se llevará a cabo a través de microespacios radiofónicos y en redes sociales, pero también en centros escolares, durante los meses de noviembre y diciembre.

Para esta campaña, 2023-2024, se estima que Andalucía contribuirá con un 32% de la producción total de cítricos de toda España, y el 44,6% de las naranjas, lo que supone una cifra de 1,86 millones de toneladas. La campaña es parecida a la anterior, aunque en Sevilla o Córdoba, debido a la sequía, se registra una bajada de producción.

No obstante, la producción de cítricos en la región sigue creciendo dentro de la economía andaluza.  

Las naranjas contribuyen a la salud gracias a su aporte natural de fibra, vitaminas y antioxidantes, que fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a combatir enfermedades virales.

Asociafruit y la Junta de Andalucía promueven incluir las naranjas en la dieta diaria, sobre todo para aquellos con defensas bajas, o propensos a catarros, gripes, alergias respiratorias o infecciones.

Además, hay que tener en cuenta la versatilidad de la naranja en la cocina andaluza, como valioso ingrediente en platos principales y en postres.

La campaña también busca respaldar a un sector productivo que se enfrenta a desafíos presentes y futuros, como lo es la actual situación de sequía, junto a algunos estructurales como la competencia con países productores como Egipto, Marruecos, Sudáfrica, etc.

Tengo que decir que este año las naranjas de mesa andaluzas han tardado en aparecer por nuestra frutería, mientras que las procedentes de terceros países sí estaban ya expuestas. Como las naranjas de mesa son nuestra fruta de desayuno, hemos estado consumiendo el melón por la mañana, hasta que han llegado las deseadas naranjas andaluzas. Apoyemos lo nuestro.

Y en cuanto a la imagen de la campaña, personalizada en nuestro amigo Dani del Toro, decir que no han podido escoger mejor protagonista, por su cercanía y facilidad de comunicación.

Ánimo a los agricultores y empresas citrícolas andaluzas. ¡Vivan las naranjas andaluzas!

Fuente: Nota de prensa de la Consejería de Agricultura.