Las 18 empresas fabricantes amparadas por el Consejo Regulador de la doble IGP “Mantecados de Estepa” y “Polvorones de Estepa” comienzan su nueva campaña de producción de dulces navideños, convirtiendo a la ciudad sevillana en la despensa de España y en referente nacional e internacional en la fabricación de estos tradicionales productos, que pronto llegarán a nuestras mesas. Se trata de consolidar la actual producción, cercana a los 15 millones de kilos.

Los objetivos seguirán siendo: calidad, producción, empleabilidad y marca Estepa, con un distintivo de calidad otorgado por la Unión Europea, fruto de la historia, tradición y artesanía que respaldan estos productos, no solo mantecados y polvorones, sino también con los certificados halal, veganos, barritas energéticas, producto de la labor de I+D de estas empresas y su apuesta por la alta profesionalización del sector.

El mantecado y polvorón de Estepa da empleo directo a 2.000 personas, dominado casi al 100% por mujeres, e indirectamente a otras empresas como talleres mecánicos, empresas de artes gráficas, transporte, etc., lo que repercute también en el resto de la comarca. El sector cuenta con un convenio colectivo propio desde los años 70.

Con el inicio de la campaña, la ciudad del Mantecado y Polvorón se convierte en un lugar de visita imprescindible para muchos durante los meses de octubre a diciembre. Un factor clave en el desarrollo económico, turístico y cultural de la localidad, que se enorgullece de su principal patrimonio gastronómico, los mantecados de Estepa.