Con motivo de la visita con académicos de la gastronomía a la localidad arrocera de Isla Mayor, almorzamos en uno de los establecimientos del lugar, El Tejao. Se trata de una especie de bar-mesón, de corte clásico, cuyo gran atractivo al entrar es la colección de fotografías dedicadas a la siembra y recolección de arroz de aquella comarca, colgadas en sus paredes a modo de museo.

Pude contemplar imágenes en blanco y negro que recuerdan al visitante cómo empezó todo, y cómo ha ido evolucionando la industria arrocera a través del tiempo, facilitando con la mecanización la vida a sus pobladores. Isla Mayor acoge la mayor cooperativa arrocera de Andalucía, con más de 1.000 asociados. Es una población que vive alrededor de la producción de arroz, con una tecnología extraordinariamente puntera. Todo ello en la provincia de Sevilla.

A lo largo de la carretera, recorremos decenas de kilómetros de humedales, con algunas construcciones como cortijos, y, además, está la visita a las instalaciones de la cooperativa que no dejará indiferente a nadie por su nivel de mecanización en el procesado del arroz.

Unos entrantes a base de camarones con pimientos rojos asados, unas tostas de albur, coleta de cangrejo al ajillo y, arroz caldoso de pato; fue el menú degustado para la ocasión, que nos hizo participar del ambiente marismeño de aquella zona arrocera única.