Tal como estaba previsto, la Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo ha proclamado que 2023 será el Año del Arroz: uno de los productos señeros de la gastronomía de la provincia sevillana. Las cifras lo confirman, con 40.000 ha dedicadas a su cultivo y una producción de 300.000 Tm. Anuales, lo que supone el 40% del total nacional. Y por ello, la Academia dedicará el grueso de su actividad durante el año que empieza a este alimento básico. 

Y como inicio, el pasado martes acudí junto a mis compañeros a un encuentro con representantes del sector del arroz sevillano en la sede de la Federación de Arroceros. En la reunión se presentaron propuestas de acciones a celebrar en el año actual, entre la Academia y el potente sector arrocero sevillano. La primera  –por su vocación- colaborará proactivamente en el apoyo al arroz de la marisma sevillana, con actos de distintos formatos, que habrá que definir y organizar.

Por parte del sector empresarial arrocero, se informó de los planes estratégicos llevados a cabo en los últimos años, que están situando a Sevilla en el mundo de la industria agroalimentaria. Un arroz obtenido mediante producción integrada, rozando lo ecológico, controlando la huella de carbono, y consiguiendo prescindir de la influencia del cambio climático para su supervivencia, tal como demanda la Unión Europea. Y por último, con el objetivo de obtener la Denominación de Origen “Arroz de las Marismas del Guadalquivir”.

Acciones y eventos con escuelas de hostelería, colaboración de cocineros mediáticos, jornadas educativas, talleres de cocina, concursos o creación de recetarios y acciones de responsabilidad social, son algunas de las propuestas aportadas por ambas partes durante la reunión.

Comienza un año de ilusión en ayudar a transmitir la importancia del arroz de Sevilla, cultivado en una extensión agrícola de inmenso potencial medioambiental, productivo, cultural y sostenible, como primera productora de un alimento básico y de primera calidad.

Esperamos que el Año del Arroz sea un aliciente gastronómico y cultural dentro y fuera de nuestra provincia.