Hace poco más de un mes nació la Asociación Exartes, un club privado con sede propia en el centro de Puerto Real, en lo que fue un local de tetería. Se dedican a gestionar todo tipo de actividades culturales, incluyendo por supuesto la gastronomía. Con esa coartada me invitaron a presentar mi último libro y, de paso, la colección de los cinco. Una bonita experiencia.

Los actos organizados en la Asociación Exartes están restringidos a los socios, excepto eventos como éste de presentaciones de libros, a los que puede acudir cualquier persona, por ser de entrada libre. El Club cuenta con un vestíbulo con barra y cocina, y a continuación un par de salones. El primero hace las veces de auditorio, con tarima, equipo de sonido y un piano eléctrico. Y el segundo, está dedicado a biblioteca y club de lectura. Todo está muy presentable y organizado.

Me presentó Ramón Bocanegra, presidente de la Asociación, con el que mantuve un pequeño y amable diálogo en relación con la gastronomía y la salud, que dio para hablar casi una hora.

Tengo que agradecer las atenciones que tuvieron para con nosotros, porque además nos dieron a probar unas riquísimas “papas a lo pobre” al final del acto., preparadas expresamente.

Creo que todos lo pasamos muy bien. No puedo sino expresar la buena acogida de los miembros de Exartes, un lugar de ambiente familiar, donde se desarrollan diferentes actividades culturales, con un responsable para cada modalidad (teatro, jazz, poesía, literatura, gastronomía….etc.). Estas iniciativas privadas son totalmente necesarias para el progreso sociocultural.

 Y ya iba saliendo por la puerta, cuando una señora, Isabel, tuvo el detalle de despedirme con una poesía, en esta ocasión dedicada a la mujer trabajadora. No se puede pedir más.