Esta semana comienza la Feria Internacional de Turismo (FITUR) 2022, y  Cádiz presentará en el stand del Patronato de Turismo el proyecto Cádiz Atlántica, una experiencia única sobre almadrabas y cultura del atún, uniendo arqueología, mar y gastronomía. Gracias a los yacimientos arqueológicos de Baelo Claudia o Trafalgar, se podrá disfrutar de la arqueogastronomía del atún rojo, desde la antigua Roma hasta Japón.

Ignacio Soto, Manuel León y Carlos Navarro son los impulsores de Cádiz Atlántica, y han diseñado una oferta de experiencias turísticas únicas y novedosas. Se trata de ofrecer algo más que desplazarse al litoral gaditano y comer en un buen restaurante local, para adentrarse en la historia y cultura de la pesca del atún rojo en Cádiz, su tradición y riqueza gastronómica, junto a su patrimonio arqueológico asociado.

De este modo, los viajeros de Cádiz Atlántica podrán experimentar un recorrido por los 3.000 años de historia de la pesca en Cádiz. El escenario será el propio entorno costero gaditano, con embarcaciones diseñadas para visitar, desde el mar, los espacios patrimoniales del procesado de salazones de pescado, desde la época romana hasta la edad moderna: Baelo Claudia, Trafalgar y las torres vigía que avistaban los bancos de túnidos.

Otra novedad será participar en un espacio muy singular denominado “Almadraba en Tierra”, que quiere recuperar las antiguas instalaciones del Consorcio Nacional Almadrabero y la antigua Chanca de Barbate, 

La experiencia Cádiz Atlántica se completa con el ronqueo in situ de un auténtico atún rojo salvaje de almadraba, que es preparado en directo para sus clientes con distintas técnicas de cocina, desde época romana hasta las importadas de la actual cultura japonesa. El espacio diseñado para ello es un enorme cubo de cristal dentro del propio espacio musealizado que está perfectamente equipado con una cocina de última tecnología con puestos de degustación bien estructurados en torno a una amplia barra continua en “U”, abierta a una zona de showcooking donde es expuesto y procesado el atún rojo.

El ronqueo incluye una novedosa metodología de corte de atún, exclusiva del espacio ‘Almadraba en Tierra’, que permite al cliente visualizar completamente, y a simple vista, la estratigrafía de los distintos cortes del atún -facera, ventresca, mormo, solomillo, etc.

La mayor parte de las elaboraciones tienen como denominador común el atún rojo de almadraba, pero también el uso del garum, recuperado por la Universidad de Cádiz y aplicado a la gastronomía actual por Arqueogastronomía, la empresa de la que Manuel León es director científico.

El equipo de Cádiz Atlántica lo integran, por tanto, Ignacio Soto, experto en navegación, conocimiento del medio marino de Cádiz, e historia de las almadrabas suratlánticas; Manuel León, investigador de la UCA y CEO de Arqueogastronomía, que ha desarrollado parte de sus investigaciones en la aplicación gastronómica del garum y en la reconstrucción científica de vinos de época romana y medieval; y el malagueño Carlos Navarro, uno de los más reputados chefs de cocina japonesa del mundo.