Termina un año de montaña rusa en el que hemos escuchado, leído y opinado de casi todo. En el que una vez más aparecen noticias que luego desaparecen porque dejan de interesar. Un año en el que a veces los ciudadanos nos sentimos incluso importantes, pero luego comprendemos que apenas tenemos influencia en el devenir diario.

No obstante, nuestro blog ha cumplido su trabajo ininterrumpido desde enero, procurando suavizar con sus noticias el mal ambiente que hemos sufrido a causa de esta terrible pandemia, que no acaba de irse del todo.

Por eso hemos apoyado a la hostelería, a los buenos alimentos y a los proyectos que hemos considerado solventes y dignos, incluyendo a los libros dedicados a cocina, gastronomía y nutrición.

Comeencasa es el reflejo de nuestras inquietudes, pobres ciudadanos (pero honrados), y de nuestra ilusión por reflejar lo mejor que nos vamos encontrando.  

Y por destacar, las muchas excelentes personas que hemos conocido y seguimos conociendo año tras año. Personas a las que admiramos sinceramente y que nos están enseñando de todo un poco. La cocina y la gastronomía nos une, desde un punto de vista limpio y transparente.

Os deseamos mucha salud, cultura, buenos alimentos y buenas intenciones.

¡¡Feliz Navidad!!