El concurso ha llegado a su fin y ha elegido su pódium, en el que están una mujer –Carmen Tamayo, El Carmen, Prado del Rey- y un veterano –Paco Medina, Bodeguita Mi Pueblo, Olvera-, en cocina innovadora y tradicional respectivamente. Pero también ha distinguido al servicio de sala, en la persona de Miguel Ángel Rosado. La Hacienda El Rosalejo puso de nuevo la guinda de la elegancia en la comarca serrana de Cádiz.

Ocho finalistas, cuatro camareros, 11 miembros del jurado y un director de orquesta como Antonio Orozco, ideólogo del certamen, que coordina hasta lo más mínimo. Alumnos de la Escuela de Hostelería de Arcos que así practican, las cámaras de tv de la Sierra (tv8) y Canal Sur, muchos micros y cables por medio. En el servicio de inteligencia Rocío Fernández Moreno, que puede con todo. 

Movida gráfica antes de la dura batalla de las cocinas. Personal en formación militar. Saludos a las fuerzas vivas gastronómicas de nuestra provincia: nuestro aove (Lola Ortega), vinos (Barbadillo), quesos multipremiados (Pajarete), la Peña Gastronómica El Berrrueco, (Amalia y Mamen), Erdesvan Gourmet (Jesús Núñez) cocineros de la zona, varios no finalistas pero que ya son parte de ChefSierra, y los consortes de la selección que concursa, para animar. Esto es la gran familia de los pueblos serranos gaditanos.

El jurado de este año: Antonio Orozco, Juan Argudo (chef El Rosalejo), Rocío Fernández Moreno, Jonathan Cantero (En tu cata o en la mía), Lola Ortega (D.O. aove Sierra de Cádiz), Leon Griffoen (Contraseña, Código de Barras), Angélica Jódar (Comer de Lujo), Jesús Bracero (Artcua), Pedro Salas (Barbadillo), Albert Stumm (revista viajes USA) y servidora. Un honor sentarme al lado de todos ellos.

No puedo olvidarme de las tapas ganadoras:

PUCHAS, con CARMEN TAMAYO (Innovación): gazpacho caliente antiguo, recuperado y reestructurado. Lleva pan, tomate, suero de queso, pimientos y ajos crudos en dornillo, cebolla caramelizada y huevo a baja temperatura. Con productos del huerto propio.

LA ALEGRÍA, con PACO MEDINA (Tradición): receta de castañuelas de cerdo ibérico sobre zopas de espárragos, aceitunas partías y rabanitos. Cocina popular de lujo.

Nuestro reconocimiento al resto de los concursantes: Manuel Pavón (Villamartín, con su mapa de la sierra como plato), Marcos López (Casa Pengue, Bornos, su gran arroz con conejo), Diego Medina (Arcos) con su timbal de garbanzos con acelgas riquísimo, Oliva Moreno (Algodonales) y su sopa fresca, lomo ibérico en arroz con leche de cabra payoya artesanía pura, Fernando Naranjo (Villamartín), gran ajoblanco de castañas, presa ahumada como tataki, y Antonio Naranjo (Grazalema) con asado de cerdo ibérico, manzana en compota y espuma de queso de oveja sobre un palustre icono paterno. Todos se lo habían ganado. Cinco platos para cocina Innovadora y tres en modalidad tradicional.

El balance resumido: recetas recuperadas, presentaciones vistosas, elaboraciones sin robot de cocina (tal como lo oyen), pero también charlas  con los que ya son nuestros amigos y que quedaron interrumpidas con la pandemia. Y una correctísima puesta en escena retransmitida, actualizada con nuevos productos como los vinos de Bodegas Barbadillo, Quesos Pajarete, ginebra Romegal, jamón de Casa Pacorro o las ostras de Marconil, que tanto darán que hablar. Con patrocinadores como Makro, y, al frente de todo, la Diputación Provincial de Cádiz y la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz.

Gracias de nuevo por contar con nosotros. ¡Viva ChefSierra!