Un trozo de la provincia sevillana ha abierto una delegación gastronómica en la capital. El restaurante Manolo Mayo de Los Palacios, una marca hostelera consolidada y de dinámica actualidad, abre un restaurante en la calle Reyes Católicos, una de las zonas más elegantes de la ciudad. Y lo hace con todos los formatos posibles de servicio: bar, restaurante, catering de eventos y pedidos a domicilio. Todo ello desde su cocina honesta, imaginativa y de corte tradicional, hecha a base de trabajo y formación.

El nuevo restaurante Manolo Mayo se encuentra en los bajos del Hotel Bécquer, otra firma histórica del barrio de El Arenal de Sevilla, al que Mayo atenderá en eventos y servicio de habitaciones. Una perfecta asociación que reforzará prestigio y gestión de ambos, ante la esperable vuelta a la normalidad del turismo sevillano tras la pandemia. Una buena noticia para los clientes capitalinos de Mayo y para los del hotel, así como para usuarios de celebraciones.

Ayer pudimos comprobarlo junto a un grupo de periodistas y comunicadores gastronómicos. La reunión dio para hablar del recorrido de esta familia Mayo (ya en su tercera generación) en su proyecto palaciego, y de su orientación al futuro para seguir creciendo; pero también trajo a la conversación los vinos de la comarca, su pan y otros muchos productos sevillanos tradicionales e innovadores que no paran de salir a la palestra y están perfilando una gastronomía rica y diversa de la provincia.

Al frente de la cocina de ambos restaurantes –el de Los Palacios y el nuevo de Sevilla- estará Loli Rincón, una de las pocas jefas de cocina de Sevilla, cuyo trabajo ha merecido recibir y renovar para su marca el Bib Gourmand de la Guía Michelín. A sus órdenes estará el joven y formado cocinero Antonio Yerga.

Cuatro cartas anuales, 15 sugerencias semanales y 56 comensales, para sala y terraza tiene el nuevo establecimiento. Se abrirá de martes a sábado para comidas y cenas y los domingos solo para comidas. El servicio delivery se hará desde la app Go Delivery.

Estarán presentes sus prestigiosos arroces, ahumados, bacalao, el foie propio, y, por supuesto, el tomate de Los Palacios, que incluirá en ensaladas y fritadas, todo ello con la condición de ser de temporada.

El restaurante Manolo Mayo (padre de los actuales Fernando y Manolo) abrió el establecimiento en 1963, como bar de carretera en la entonces carretera nacional en Los Palacios. Actualmente, además de estos dos restaurantes cuenta con un hotel de 45 habitaciones, una escuela de formación en hostelería, un catering y una hacienda para eventos y celebraciones, Santa Clotilde. Y tiene la calificación de Bib Gourmand en la Guía Michelín.

El menú de degustación de ayer –delicioso, elegante y de cercanía- estuvo caracterizado como siempre por calidad y origen, con el sello de la cocina de Loli Rincón.

Jamón Lazo 100% ibérico DO. Sardina marinada en vinagre y tomate en pan de focaccia de guacamoles. Ensalada de tomates variados de Los Palacios con bonito del norte y vinagreta suave. Foie de oca de la casa con compota de frambuesa y aroma de Oporto. Tataki de atún rojo de almadraba macerado en soja. Piononos de esturión ahumado con mayonesa de cítrico y crujiente de camarones. Todo esto para compartir en mesa.

El menú se completó con pincho de langostinos con queso de cabra y mermelada al oloroso, salpicón de gambas de Huelva con ajoblanco de coco. Suprema de bacalao con fritada de tomate de Los Palacios, medallón de solomillo de ternera con salsa atalayuela y como postre, Tarta Pavlova con frutos rojos.

Además de la cerveza, degustamos el tinto El Hallado (de Bodegas Blanca Parejo de Los Palacios).

En resumen, una cocina escaparate de la provincia, con una eficaz y elegante puesta en escena, unido al afecto y admiración que sentimos por esta familia Mayo, que trabaja mucho y bien por dejar alto el pabellón de Sevilla.