A estas alturas del año los guisantes empiezan a escasear en las fruterías de esta parte de Andalucía. Esta cazuela utiliza guisantes frescos de Conil como protagonistas, complementados con las gambas, convirtiéndose en un plato saludable, ligero y sabroso.

Ingredientes para 2 personas: ¼ de guisantes frescos de Conil (pesados ya limpios), 200 g de gambas frescas, ½ litro de caldo de pescado casero, 2 cebolletas, ½ manojo de ajetes tiernos, 1 puñado de tomates secos, medio vasito de vino fino de Chiclana, 1 cucharadita de moringa en polvo de Conil (opcional), 1 cucharadita de harina, aceite de oliva virgen extra (D.O. Sierra de Cádiz)y sal de las salinas de San Fernando.

Limpiar y picar los ajetes y las cebolletas y sofreírlos en la cazuela con el aceite caliente unos minutos hasta pochar. Añadir la cucharada de moringa y la de harina y saltear, así como los tomates secos una vez troceados, junto al vino, dejando que se evapore el alcohol.

A continuación poner los guisantes y el caldo de pescado hasta cubrirlos, que luego iremos añadiendo según lo pida. Dejar que se hagan unos 15 minutos a fuego medio y tapados.

Por último, corregir de sal y disponer las gambas peladas sobre los guisantes para que se hagan al vapor con la cazuela tapada, durante unos 3 minutos más. Servir.

Las cantidades de ingredientes salen justas para dos platos. Es cuestión de calcular para otras raciones.

Esta receta fue publicada por la página Gourmet&Tourism