Ya es hora de ir metiendo aliños fresquitos. Y las legumbres son siempre las mejores aliadas para comer bien, admitiendo toda clase de acompañamientos. Aquí va un plato frío y resultón, porque todo lo que lleva es bueno. Y no puede añadir nada más sobre las fabes, que son la estrella de las legumbres, su precio lo dice todo.

Ingredientes (para cuatro personas).

100 g de fabes, 1 aguacate, 100 g de tomates cherris, 50 g de jamón en lonchas (ibérico de bellota si es posible), ½ pepino, aceitunas negras, sal, vinagre y aceite de oliva virgen extra.

Las aceitunas son las negras de Sabiñan (Zaragoza) y son dulces. Aquí tenéis más información. 

Dejamos en remojo las fabes la noche anterior. Las ponemos a cocer durante algo más de 1 hora, “asustándolas” con agua fría dos o tres veces. Escurrimos y reservamos.

Pelamos y picamos el aguacate, los tomates, el pepino y lo añadimos a las fabes. Aliñamos con sal, vinagre y aceite (3 partes de aceite por cada parte de vinagre), y colocamos las lonchas de jamón.