Creo que es una buena idea poner como entrantes platos de verduras cocinadas –sin perjuicio de comerlas crudas con frecuencia-, y las coles de Bruselas me parecen uno de los platos más apañados en una mesa. Ya tenemos una receta con jamón, ahora tocaba marisco, que le dio un toque distinto.

Ingredientes: 400 g (1 bolsa) de coles de Bruselas, ½ manojo de ajetes tiernos, ½ pimiento rojo variedad California, 100 ml de tomate frito casero, 100 ml de vino tipo manzanilla, caldo de pescado, 200 g de gambas, sal y pimentón dulce.

Pelar las gambas y hacer un caldo con las cabezas y los cuerpos durante unos 30-40 minutos. Reservar.

En una cazuela, sofreír los ajetes limpios y picados, a los pocos minutos añadir el pimiento rojo picado, el tomate frito y el vino, y dejar que evapore el alcohol; verter el caldo e introducir las coles limpias (sin las hojas feas), y dejar cocer todo 12-15 minutos a fuego medio.

Tres minutos antes corregir de sal y añadir las gambas peladas.