Con motivo de esta conmemoración, esta mañana hemos asistido en el Centro Cívico El Esqueleto, en Sevilla, al acto de entrega de diplomas a las mujeres participantes en los talleres de cocina organizados por la Asociación de Mujeres Gitanas Akherdi I Tromipen, en los cuales nosotros también hemos colaborado, impartiendo formación culinaria y gastronómica.

El 8 de abril de 1971 tuvo lugar en Londres el I Congreso Mundial Romaní/gitano. La fecha se tomó para instituir el Día Internacional del Pueblo Gitano, coincidiendo con la conmemoración del Holocausto del pueblo judío, que también lo fue para los gitanos a causa del régimen nazi.

También entonces se fijó el himno del Pueblo Gitano –Gelem, Gelem (Anduve, anduve), compuesto por el jugoeslavo Jarko Jovanovic, al igual que su bandera: azul por el cielo, verde por el prado y con una rueda de carro roja en el centro, símbolo del camino desde la India a la libertad.

En el mismo acto se presentó el grupo seleccionado de “Facilitadores”, un equipo de nueve jóvenes finalistas (chicos y chicas) que, tras superar un proceso de formación, van a trabajar por el barrio, bajo el paraguas del proyecto “ERACIS (Estrategia Regional por la Inclusión). El objetivo de este grupo será interactuar con niños y adolescentes de la zona (12-18 años), en actividades formativas, deportivas o de ocio como como fútbol, zumba o gymcana, contribuyendo a su formación e integración. También están desarrollando una plataforma para un mercadillo virtual, que servirá para dinamizar social y económicamente el barrio.

El acto continuó con la proyección de un video en el que participaron las mujeres miembros de la Asociación, contando sus experiencias en los talleres.

Son 21 años los que lleva funcionando la Asociación Akherdi, impartiendo formación, ayudando en itinerarios laborales, asesorando en tramitaciones administrativas, trabajando en suma por las mujeres y por la población gitana, que en este colectivo encuentran respuesta a sus inquietudes y sienten crecer su autoestima.

Observando todas las medidas sanitarias anti-covid, la celebración transcurrió en medio de un buen ambiente, cargado de energía positiva. Jóvenes que facilitarán el trabajo vecinal, mujeres jóvenes y maduras unidas en un espacio común y un nombre con el que identificarse, AKHERDI.

Magnífico trabajo y su presentación, con el buen hacer de la presidenta de la Asociación, Pilar Vizárraga y de la mediadora Antonia Moreno.