Desde que leí las indicaciones de la tecnóloga de los alimentos Beatriz Robles, indicando lo perecedero de las sobras de arroz incluso en nevera, me he propuesto cocinar mis arroces a lo justo, minimizando las posibles sobras, cosa que casi siempre se da. Este es un arroz muy rico que he decidido hacer para dos personas, con un pequeño margen sobrante, pues cada uno tiene su medida de ración.

Ingredientes: 50-70 g de arroz bomba, ½ puerro, 50 g de pimiento rojo de asar, 50 g de zanahoria, 50 g de guisantes frescos pelados, 50 g de jamón ibérico picado, 50 mg de tomate frito casero, ½ litro de caldo de verduras casero (verduras y alguna pieza de pollo), aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. No olvidar algunas hebras de azafrán.

Calentar el caldo de verduras. Mientras, en una paellera adecuada en tamaño, poner aceite y sofreir el puerro, el pimiento, la zanahoria y los guisantes todo ello muy picado, a pochar durante 10-15 minutos, añadiendo cada ingrediente por separado y poco a poco. Introducir el tomate frito y el jamón y saltear todo unos cinco minutos. 

Añadir el arroz, saltear, introducir el agua (el triple de arroz), la sal y el azafrán. A partir de que empiece a hervir, dejar 10 minutos a fuego fuerte, 10 minutos a fuego medio y otro tanto de reposo. Servir.

Con estas cantidades nos han salido dos platos medianos. Lógicamente si alguien desea un poco más es cuestión de aumentar un poco más el arroz.