Chiring Miami fachadaLas tradicionales localidades turísticas comienzan a preparar la temporada. Establecimientos que por su especial ubicación (cercanos a la playa) han permanecido cerrados durante el invierno ahora se abren, adecentan, progresan y se reinauguran con detalles novedosos para sorprender y seducir al cliente fijo y para captar al nuevo. Nosotros estrenamos la pretemporada almorzando en el chiringuito Miami de Punta Umbría, funcionando desde 1967, y hoy totalmente actualizado y mejorado a base de calidad, detalles y buena gestión.

El Miami –regentado por Mercedes y Juan- ofrece su local ya en perfecto estado de revista, con decoración de pinturas de corte marinero, bajo un cañizo que suaviza el sol del mediodía, y sigue mirando al océano. Mesas bien dispuestas –guardando la distancia aconsejable entre sí-, cuenta con mesitas bajas y sillas para niños, así como tronas para los bebés, y un microondas a disposición de los padres para que calienten sus purés a la temperatura deseada.

chiring Miami mosaico1La barra de tamaño medio invita al cerveceo y tapeo informal, y en otra barra secundaria, tiene instalado un escaparate de los mejores productos (tomates de Los Palacios, aceites de oliva virgen extra, pimientos de asar, etc.), que quieren demostrar que un chiringuito es algo más que un muestrario de pescado frito, y que allí se cocina con buena materia prima.

Por cierto, tienen los vinos ecológicos de la sierra norte de Sevilla  (Bodegas Colonias de Galeón).

Durante el almuerzo probamos todo lo que pudimos, con la lógica limitación física y que ahora iré describiendo.

Comenzamos saboreando los tomates citados en un aliño exquisito y refrescante. Tras verlo indicado en las pizarras, probamos un plato-tapa de albóndigas de choco (auténticas) y unos garbanzos con langostinos (potaje que sabe a tal y marisco que también, cosa que no suele ocurrir).

CHIRINGUITO MIAMImosaico2No quisimos perdernos un wok de verduras con su correspondiente salsa asiática, un plato para compartir de correcta elaboración para los clientes más jóvenes. También pedimos un arroz negro (magnífico) con su salsa alioli.

Lo siguiente fue degustar un excelente filete de atún rojo –vuelta y vuelta- con sus verduritas, aprovechando el momento, así como un postre de arroz con leche muy cremoso. Todos los postres del Miami son caseros de verdad.

El Chiringuito Miami ofrece también desayunos variados, así como meriendas completas para disfrutar las tardes playeras.

Más información aquí :