276675_114020462119_4224221_nHoy se me ha ocurrido confeccionar una lista de algunos agentes que intervienen en el sector de la alimentación básica, -dirigida al gran público- y que en mi opinión tienen serias responsabilidades en mal o buen modo de trabajar. De momento, les he dado una especie de mención negativa.

  • A alguna famosa marca de yogur que todos conocemos, por vendernos los yogures más caros y de peor calidad que la media, aprovechándose de la consolidación de su marca en el mercado.
  • A las cafeterías que nos engañan con la variedad barata y mala del café, que disfrazan a base de azúcar o edulcorantes artificiales. Venden la técnica del café y no su calidad.
  • A las panaderías –una gran mayoría- que cada día hacer peor el pan, a base de añadirles aditivos, lactosas, acelerantes, etc. Ya no podemos comprar el pan en el barrio.
  • A los fabricantes de margarinas, por transmitirnos la idea errónea de su valor nutricional, cuando todos sabemos lo que son, a base de marketing insistente.
  • A los fabricantes de refrescos, un mundo que mueve muchísimo dinero y que no trae más que efectos negativos.
  • A los fabricantes de jamón y otros embutidos obtenidos con ganadería intensiva, por confundir al personal con bajos precios y mala calidad, frente a los que hacen las cosas bien.
  • A los supermercados, por promocionar las ofertas 2×1 en productos perecederos, facilitando el despilfarro en los hogares.
  • A las multinacionales que saben el daño que están haciendo con sus malos productos en la salud humana y siguen con su estilo de producción.
  • A los gobiernos que no atienden a la gran población de celíacos, facilitando el acceso a los alimentos libre de gluten a precios más sensatos.
  • A aquellos gobiernos que no cumplen con su gran responsabilidad de garantizar la comida a diario a sus ciudadanos.

Esta lista no acaba aquí. También daría un tirón de orejas a :

  • Los padres que no educan a sus hijos en el comer bien, y con tal de no meterse en la cocina optan por la comida rápida, que suele ser basura y de mala calidad nutricional.