El año nuevo es una justificación para aprender cosas nuevas, sobre todo en la cocina. Por ejemplo, he probado a hacer un pastel de pescado para la cena de ayer, empleando el microondas, que solo utilizo para calentar por cierto. Esta receta del blog de Cristina Galiano, que siempre aporta muchísimo, nos ha convencido por rapidez, eficacia, y sobre todo porque tal como la autora afirma, el pescado conserva mucho mejor su sabor y textura que si lo hiciéramos a base de cocción, como es tradicional. Con el permiso de Cristina Galiano, cuento la receta.

Ingredientes: media pescada fresca (por supuesto, vale también congelada), y puede escogerse otros pescados como perca, rape, rosada, cabracho, incluso salmón, etc. Pero la pescada fresca es magnífica, además, preparada por el pescadero, que sacó la espina central y dejándole la piel; 4 huevos, 100 g de salsa de tomate casera, 4-6 gambas (opocional), sal, pimienta blanca, nuez moscada y un poco de aceite de oliva virgen extra.

Descongelar el pescado si procede, y secarlo a fondo con papel absorbente de cocina. Introducirlo en un recipiente para microondas, con un poco de aceite, sal y pimienta, y ponerlo a potencia máximo 4-5 minutos. No importa que quede algo crudo. Las gambas se pelan y se saltean con un poco de aceite, y se trocean.

Volver a secar otra vez el pescado, pues habrá soltado agua de nuevo.

Batir los huevos, añadirles la salsa de tomate, la sal, la pimienta, la nuez moscada y el pescado y las gambas ya troceados, mezclándolo todo muy bien en una batidora pero a velocidad baja.

Volcarlo todo en un molde que quepa y pueda girar en el microondas. Pintarlo con un poco de aceite, y dejar cuajarlo en el microondas a potencia máxima de 7 a 8 minutos. Dejar reposar 5 minutos. Probar pinchando con una aguja, y si sale manchada, será necesario algún minuto más, pero sin pasarse.

Dejar enfriar y desmoldar. Introducirlo en la nevera.

Cristina Galiano recuerda que este pastel debería ir acompañado de verduras crudas, salteadas o simplemente cocidas.

Y lo mejor de todo, es que esta receta ahorra muchos cacharros…..