La amplitud de la Plaza Rafael Alberti de Puerto Real hace que los establecimientos hosteleros luzcan perfectamente sus fachadas. Eso ocurre con la esquina del Mesón Marinero en Tierra, o Taberna Marinera como reza su rótulo. El local está totalmente ambientado con decoración náutica tanto en su zona de barra como en el salón con mesas situadas en un nivel superior. Todos los objetos de Marinero en Tierra forman parte de la ambientación, lo que le convierte en un lugar único. En 2011 el establecimiento se llevó el primer premio en la ruta de la tapa.

Tres años lleva abierto el lugar, cuya cocina es consecuencia de la pesca obtenida en la bahía por su dueño, Juan Antonio, pescador con oficio premiado también en concursos, por su afición y pasión. De ahí que conozca perfectamente el pescado y marisco autóctono de Puerto Real.

La tapa que ha presentado este año al concurso se llama “Entre pinos y caracolas”, consistente en albóndigas elaboradas con cangrejos, mojarra, pargo, salsa de piñones y eneldo. El plato se completa con unos remos hechos con puerros, y está presentado magníficamente en unas latas de conserva. Alrededor, lleva un lecho de galletas molidas con decoración de pequeñas caracolas.

Una tapa vistosamente presentada sin duda, que luego cumple de sobra con las expectativas en sabor y textura.

Redes, obenques, timones, mesas y barriles de madera envejecida, mapas y cartas náuticas en las paredes, y una buena carta de pescado y verduras, convierten a este mesón en una buena referencia de la gastronomía más tradicional de Puerto Real, que son sus pescados.