Lo siento, pero la pasta se me resiste, tal vez porque siempre prefiero el arroz. Pero he prometido solemnemente trabajar con y por la pasta, muy necesaria en nuestra dieta; por esta vez la hemos probado en ensalada, en frío y nos ha encantado. Es un plato precioso de vista y que además cunde muchísimo. La aconsejo.

Ingredientes para 4 personas: 5-6 puñados de macarrones, ¼ de langostinos frescos medianos, 2 tomates para ensalada, 2 pimientos verdes de freir, aceite de oliva virgen extra (8-10 cucharadas), algo de vinagre de Módena y especias de algas (o en su caso perejil).

Para cocer los langostinos, ponemos al fuego agua con abundante sal gorda. Cuando empiece a hervir añadimos los langostinos y los sacamos cuando comience otro hervor. En el mismo agua de la cocción, cocemos los macarrones 10 minutos como es habitual. Cuando estén, sacamos y reservamos.

Pelamos los langostinos y los troceamos. Y ya en un bol disponemos los macarrones escurridos, los langostinos, el pimiento verde muy picadito, los tomates troceados, las dos cucharadas de vinagre, un chorreón de aceite y las especias de algas (o el perejil). Puede servirse en cualquier momento. Al día siguiente está más rico todavía.

(Como puede el lector comprobar, todas las recetas que aparecen aquí son de lo  más sencillo, para el menú de casa; pero no por ello dejan de ser de lo más saludables).