Traigo un plato baratísimo, pero no por ello menos rico y saludable, la verdad. Una receta facilitada por mi pescadero Paco Tigre, detallista del mercado central de abastos de Cádiz, gran aficionado a la cocina. La receta es muy antigua, de la madre de Paco, y él la elabora en su casa muy a menudo. A nosotros nos faltó tiempo para ponerla de primer plato en el almuerzo, y nos encantó, porque nos entonó el cuerpo. La sopa sobrante, se terminó en la cena.

Ingredientes para 4 personas: una coliflor mediana, 4-5 dientes de ajo, un puñado de perejil, aceite de oliva virgen extra, sal y fideos perla (Gallo) o de fideuá,  la cantidad normal empleada para 4 personas.

Cocer en agua una coliflor partida en racimos, solo con un poco de sal. Mientras vamos friendo en una sartén pequeña con un chorreón de aceite los ajitos pelados y en láminas, sin que se quemen, añadiendo al final el perejil picado, y volcándolo todo en la cocción de la coliflor.

Cuando el caldo comience a hervir de nuevo, ponemos los fideos, corregimos de sal y los dejamos hacer unos 10 minutos aproximadamente, apartándolos antes de tiempo, ya que la sopa de coliflor aguanta mucho el calor y el tiempo de reposo será suficiente para que terminen de hacerse.

Dice Paco que en su casa suele servir esta sopa en invierno, y en la mesa se ponen unos gajos de limón, para antes de comer añadirle al caldo un chorrito de limón, que le da un gusto muy especial.