Esta mañana ha tenido lugar en el Palacio de Congresos de Cádiz el acto de conmemoración del 50 aniversario de la Escuela de Hostelería IP Fernando Quiñones, un centro dependiente de la Diputación de Cádiz. Junto al vicepresidente cuarto de la entidad provincial, Germán Beardo y la delegada provincial de la Junta de Andalucía en Cádiz, Mercedes Colombo, ha intervenido el director del centro, Carlos Goicoechea, en la apertura del acto.

Han estado presentes además representantes del Ayuntamiento, la Zona Franca y la Junta de Andalucía, así como docentes y equipo directivo y alumnado del centro, y además, miembros de la Asociación de Amigos de Fernando Quiñones, entre los que se encontraba la hija del escritor, Mariela Quiñones.

Medio siglo ha transcurrido desde la creación de esta institución docente, que tanto ha contribuido a dotar de profesionales el sector turístico de nuestra provincia, acogiendo al personal cualificado que se forma en esta escuela de hostelería. Escuela que funciona en la modalidad dual de enseñanza, formando en empresas desde el primer año de estudios, y que supone una alta empleabilidad con estos ciclos formativos.

Carlos Goicoechea explicó que el objetivo de la institución es “seguir siendo una referencia” y que para ello es clave cultivar “relaciones fluidas con las empresas del sector». De cara al futuro se ha marcado la meta de “seguir contribuyendo al éxito del sector y del alumnado que pasa por nuestras aulas”, para lo que considera imprescindible “apostar e invertir en la profesionalización”.

Durante el acto se ha celebrado una mesa coloquio con antiguos alumnos bajo el título “50 años profesionalizando la hostelería”, entre los que se encontraban propietarios de negocios hosteleros, empleados y técnicos de hoteles y en diversas empresas turísticas gaditanas. Se entregaron a continuación una serie de reconocimiento a diversas personas y entidades de los sectores educativos, empresariales y de medios de comunicación, como a la revista digital gastronómica Cosas de Comé, y que recogió su director, Pepe Monforte, y a la Asociación de la Prensa de Cádiz.

El acto se cerró con la lectura de un texto del escritor Fernando Quiñones, que dio su nombre al centro, por parte de su hija Mariela.